DENGUE, CHIKUNGUNYA Y ZICA

DENGUE, CHIKUNGUNYA Y ZICA

0 1806

EN LA ACTUALIDAD, LOS TRES VIRUS TRANSMITIDOS POR EL MOSQUITO AEDES AEGYPTI GENERAN LAS ENFERMEDADES VIRALES DE MAYOR IMPORTANCIA DE LA SALUD PÚBLICA EN LOS PAÍSES DE AMÉRICA LATINA


El Vector

El Aedes aegypti, un mosquito doméstico que pica de día y que prefiere alimentarse de sangre humana, es la especie de Aedes más común.
Las razones por las cuales estas enfermedades han registrado niveles tan altos en el mundo entero y se han convertido en un importante problema de salud pública son complejas y no se entienden bien. Sin embargo pueden identificarse varios factores importantes:
  1. Cambios demográficos globales significativos, tales como la urbanización descontrolada. Estos cambios han dado lugar a sistemas inadecuados de vivienda y de saneamiento ambiental, lo cual aumenta las densidades demográficas del Aedes aegypti y facilita la propagación de las enfermedades transmitidas por este.
  2. En la mayoría de los países se ha deteriorado la infraestructura sanitaria pública, que pone énfasis en las medidas de prevención de las crisis y no en acciones preventivas continuas. En consecuencia, a menudo una epidemia alcanza su pico o lo supera antes de que sea reconocida.
  3. El aumento de los viajes en avión es el mecanismo ideal de transmisión de los virus entre personas infectadas de los centros poblacionales en áreas tropicales. En consecuencia, es frecuente el intercambio de los virus del dengue y de otros patógenos.
  4. Por último, en la mayoría de los países con dengue endémico, virtualmente no existen programas eficaces para el control del mosquito.
Dengue
Hasta 400 millones de personas se infectan anualmente. El dengue es causado por uno de cuatro virus relacionados (DEN 1, 2, 3 y 4) transmitidos por los mosquitos del género Aedes aegypti.
Las manifestaciones clínicas de la enfermedad incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y los músculos, vómitos y sarpullido.
El dengue puede presentar formas graves que pueden comprometer la vida. Estas aparecen cuando cae la fiebre, y es en este momento de la evolución en el que hay que estar atentos a los signos de alarma: dolor abdominal, sangrado y edemas. Estas presentaciones son más frecuentes en niños menores de 1 año y en mayores de 65 años y/o con enfermedades crónicas.
Cuando ocurre la infección, la identificación temprana y el tratamiento de asistencia oportuno pueden disminuir de forma significativa el riesgo de complicaciones médicas y de muerte. No hay un tratamiento específico. La mayoría de las personas con dengue se recupera al cabo de dos semanas. Hasta entonces, ingerir abundantes líquidos, reposar y tomar medicamentos contra la fiebre distintos a la aspirina, pueden ser de ayuda.
 
Chikungunya (el virus que encorva)
Este virus se transmite por la picadura del Aedes aegypti o Aedes albopictus infectados. Su nombre deriva de una palabra en idioma makonde (Tanzania) que significa “aquel que se encorva”. La enfermedad es producida por un virus Chikungunya (virus ARN del género alfavirus). La misma produce fiebre alta, dolor de cabeza, dolores en las articulaciones y dolor muscular, unos tres o siete días después de ser picado por un mosquito infectado. Aunque la mayoría de los pacientes tienden a sentirse mejor en los siguientes días o semanas, alguna personas pueden desarrollar dolores e inflamación en las articulaciones de manera crónica.
¿El chikungunya es parecido al dengue?
Ambas enfermedades son parecidas, pero la fiebre y el dolor de las articulaciones son más intensos en el chikungunya. Esta es la principal diferencia. El dolor en el chikungunya afecta manos, pies, rodillas y espalda. No existe un tratamiento específico ni una vacuna disponible para prevenir la infección de este virus.
Zica
En los últimos meses, el nombre de un virus desconocido hasta el momento en América Latina comenzó a circular: elzica, también conocido como zikav o zikv.
El virus es muy cercano a otros virus como el dengue, la fiebre amarilla o la encefalitis japonesa. Se aisló por primera vez en 1947 en los bosques de Zica (Uganda) en un mono durante un estudio sobre la transmisión de la fiebre amarilla selvática.
Los síntomas más comunes son fiebre leve y erupción en la piel o sarpullido. Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, o un malestar general que comienza entre dos y siete días después de la picadura de un mosquito infectado. Sólo una de cada cuatro personas desarrolla los síntomas de la infección por el zica, y entre quienes sí son afectados, la enfermedad es usualmente leve.
El virus y el embarazo
Respecto a la infección por Zica en el embarazo, se está investigando cuál es el efecto que este virus podría tener. El 28 de noviembre de 2015, el Ministerio de salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia en el nordeste del país y la infección por zica, De acuerdo al análisis preliminar de la investigación realizada por las autoridades de Brasil, probablemente el mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones está asociado con la infección en el primer trimestre de embarazo. las autoridades de salud están realizando varias investigaciones que esperan esclarecer la causa, los factores de riesgo y las consecuencias de la microcefalia.
 
¿Pueden las embarazadas viajar a una zona donde circula el zika?
Antes de viajar, la embarazada debe consultar a su médico para solicitar asesoramiento sobre la conducta a segur. Lo principal es evitar las picaduras de mosquitos para prevenir la infección por zika, dengue o chikungunya. En ese sentido, las embarazadas y las mujeres en edad reproductiva deben seguir las mismas recomendaciones que el resto de los viajeros:
  • Cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sobreros
  • Usar repelentes recomendados por las autoridades de salud y de la manera que lo indica la etiqueta
  • Si duerme durante el día, procurar protegerse con mosquiteros
  • Buscar posibles focos de criaderos de mosquitos y eliminarlos
Las embarazadas que viajen a áreas donde circule el zica deben mencionarlo durante sus controles prenatales y seguir las recomendaciones de su médico.

Autor: Dr RIERA, FERNANDO

Fuente: Sanatorio Allende

SIMILAR ARTICLES